Llamado a servir a Dios, y comprometiéndose con su Iglesia Particular.

El día 07 de julio del año 2018 en la parroquia Santa Rosa de Lima, Quebrada Honda, junto a la estación del metro “Colegio de Ingenieros” de la cuidad de Caracas, se llevó a cabo la Ordenación Diaconal del seminarista Diomar Andrés Milla Carmona, oriundo del estado Trujillo, presidida por el Excmo. Monseñor Benito Adán Méndez Bracamonte, Obispo Castrense para Venezuela.

Dicha celebración inició el viernes 06 de julio por la noche con la oración frente a Jesús Sacramentado, implorando le acompañe y guié el futuro ministerio sacerdotal del cuasi diácono dentro del Clero Castrense. La oración fue dirigida por el Rector del Seminario castrense. De igual forma, en el desayuno que se realizó como antesala a la ordenación el Padre Rector invitó a todo el Seminario a unirse en la alegría que embargaba al seminarista Diomar, ya que estaba a solo unas cuantas horas de dar un paso decisivo y de entrega generosa llena de amor a Jesús Buen Pastor, que desde el vientre de su madre lo llamó para servirle de una manera especial dentro de los ministros ordenados.

 

La ceremonia estuvo enmarcada en un ambiente familiar, espiritual, íntima y llena de sentimientos que se hicieron notar desde el Obispo hasta la familia del ordenado, percibiendo así la alergia que embarga tanto al Señor Obispo como a los padres del neodiácono Diomar, los cuales no tardaron en manifestarlas con abrazos y algunas lágrimas que corrían sobre sus rostros.  De igual forma, el 07 de julio del presente, la ceremonia fue concelebrada por sacerdotes del Ordinariato Militar para Venezuela, donde también se hicieron presentes sacerdotes de la diócesis de Trujillo a la cual perteneció el ordenado mientras realizo la filosofía.

Así mismo, dentro del rito de la ordenación diaconal el Pbro. Gregorio Rodríguez, Capellán de la Academia Técnica Militar Núcleo Aviación (Maracay. Edo Aragua) presentó y manifestó la dignidad del candidato al orden sacerdotal en el tercer grado, donde el Rector del Seminario Castrense “San Juan de Capistrano”, Pbro. José Alexis Sánchez Pérez, confirmó el parecer de quien lo presentaba, pidiéndole al Sr. Obispo que por la imposición de manos le conceda la gracia del orden.

 

En la homilía Monseñor Benito, hizo énfasis en la necesidad de que su clero tuviera sentido de pertenecía con su Diócesis y con la Patria Venezuela, haciéndose uno con ella tanto en las alegrías, como en las tristezas. También agregó la necesidad de ser pastores que se involucren, acompañen y guíen a su grey. Finalmente, agregó que el mes de julio es un mes bendito, pues, en el Ordinariato Militar, éste era el inicio de cuatro grandes celebraciones: primero, esta ordenación diaconal; segundo, su tercer aniversario episcopal; tercero, la ordenación presbiteral de los diáconos William Mora y Jonnathan Olivares que se realizará el sábado catorce de julio del mismo mes, y, por último, la Admisión a las Sagradas Órdenes del seminarista Jean Rodríguez, la cual, se llevará a cabo el veinte de julio.

Seguidamente, el Obispo invitó al ordenando a postrase rostro en tierra como signo de renuncia y entrega e implorando a través de la súplica letánica la intercesión de los Santos sobre el neodiácono, de igual forma, sus padrinos, los presbíteros José Gregorio Ángel Luque y José Gregorio Rodríguez Morales, junto a los padres del ordenando, Omar Milla y Edilma Carmona, revistieron al neodiácono.

Luego de la ceremonia de ordenación el administrador del Obispado Castrense invitó a toda la feligresía a un fraterno compartir en las instalaciones de nuestra casa de formación con sede en el paraíso, donde se hizo presente la familia del ordenado, sus invitados y parte de los sacerdotes que conforman esta Iglesia Particular.

 

 

 

 

También te podría gustar...